El bulo de Michael Jackson en Springfield

7f24c

El rumor corrió de boca en boca durante la mañana del viernes: Michael Jackson iba a visitar Springfield. Pero al final todo resultó ser una gran mentira y el “Rey del Pop” nunca pisó nuestra ciudad.

Todos los habitantes de Springfield habían sentido el runrún de la ilustre visita de Michael Jackson y nadie quería perderse este gran momento para la ciudad. Incluso el Alcalde Quimby había comparado esta visita con la del Dalai Lama en el año 1952. Cientos de curiosos, multitud de fans y numerosos medios de comunicación de todo el país se agolpaban al mediodía del viernes en torno al número 742 de Evergreen Terrace para presenciar la esperada llegada del popular cantante. Los más enterados decían que allí sería donde el músico pasaría dos días junto a un amigo que conoció recientemente en un hospital psiquiátrico.

7f24bY llegó el momento. Un Chevrolet Chevelle Station Wagon de color naranja conducido por una mujer de pelo azul se paró en el lugar, la multitud se agolpó a su alrededor mientras repetían al unísono: “¡Que salga Michael!”. Y Michael salió, pero no precisamente el Michael que todos esperaban. Cuando la puerta trasera del vehículo se abrió, la visión de un individuo de unos 150 kilos, piel blanca y calvo como un huevo, cayó como un jarro de agua fría sobre las ilusiones de los allí presentes. Éste era su Michael Jackson y no tenía nada que ver con el famosísimo “Rey del Pop”. La decepción se apoderó instantáneamente de los ingenuos springfieldianos y se pudieron escuchar algunas protestas en contra de lo acontecido allí antes de que todos desaparecieran del lugar en cuestión de segundos.

Sin duda, toda ha sido un falso rumor que se ha extendido desmesuradamente y sin control entre los crédulos ciudadanos de Springfield. Ahora, el pueblo entero pide la sangre del niño que inició el bulo.