Terrible accidente de Lance Murdock en el Rally de los Camiones Monstruo

Durante la noche del sábado se ha celebrado en la pista de carreras de Springfield el Rally de los Camiones Monstruo, el rally más importante del año que sólo se podía ver durante una noche en Springfield. El espectáculo ha incluido las trepidantes actuaciones de Ms. Monstruo, Don Trituradora, John Canalla, Los Sucios Jinetes del Fango y el Camionosaurio, una demente máquina prehistórico de 20 toneladas y 4 pisos que aplasta coches y escupe fuego.

Antes del comienzo del espectáculo, el Camionosaurio destrozó el coche de una familia que se coló accidentalmente en la arena del estadio buscando un sitio donde aparcar. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales y los responsables del Rally de los Camiones Monstruo se hicieron cargo de todos los daños ocasionados al vehículo y amablemente compensaron a la familia con una botella de champagne de la región por su demostrada deportividad.

Las espectáculares máquinas ‘destroza-coches’ han hecho las delicias de un público que rugía viendo las piruetas de estos monstruos mecánicos mientras llenaban sus estómagos en las gradas con cerveza, refrescos, palomitas, bocatas y perritos calientes.

Pero el espectáculo incluía una sorpresa especial que al final se ha transformado en tragedia. Como broche de oro, el capitán Lance Murdock, el hombre más temerario del mundo, quiso obsequiar a los presentes con uno de sus temerarios saltos en moto. Murdock se dirigió a los presentes para explicar que se proponía hacer un salto que desafiaba a la naturaleza y a la gravedad volando por encima de un tanque de agua infestado de enormes tiburones blancos antropófagos, anguilas de brutales descargas eléctricas, voraces pirañas, cocodrilos quebrantahuesos y un feroz león. Y para darle un toque más de peligro, Lance Murdock añadió una gota de su propia sangre que convirtió el tanque de agua en un hervidero de bestias.

A continuación, Lance Murdock se ajustó el casco, subió a su motocicleta y aceleró a fondo para volar de forma espectacular sobre el tanque de las bestias en un salto perfecto. Y aunque el público parecía no querer ver cómo el temerario se jugaba la vida, todos celebraron alegremente el éxito del salto, pero entonces sobrevino la tragedia porque Murdock se acercó al borde del tanque con su moto para agradecer la ovación de las gradas con tan mala fortuna que se desequilibró y cayó dentro del tanque de las bestias con terribles consecuencias. A partir de ahí se vivieron momentos de auténtico horror en el estadio porque las pirañas, el tiburón, los cocodrilos, el león y demás animales del interior del tanque se dieron un auténtico festín con el cuerpo del motorista suicida mientras éste intentaba escapar desesperadamente de allí.

Finalmente, el temerario pudo ser rescatado todavía con vida y mientras iba en la camilla de los servicios médicos levantó su dedo pulgar para tranquilizar al público presente en el estadio.

Lance Murdock ha sido llevado instantes después al servicio de urgencias del hospital de Springfield donde se le ha diagnosticado rotura de todos los huesos del cuerpo excepto el del pulgar derecho.