Crisis nuclear en Springfield

8f04a

La ciudad de Springfield ha estado a punto de convertirse este lunes en un nuevo Chernóbil cuando alrededor de las diez de la mañana se ha producido un sobrecalentamiento del núcleo de la Central Nuclear que afortunadamente no ha llegado a provocar una explosión porque ha podido ser atajado a tiempo por uno de los técnicos más capacitados de las instalaciones.

8f04dCuando se han empezado a conocer los primeros rumores sobre la crisis nuclear que estaba teniendo lugar en Springfield, el Canal 6 ha emitido un informativo especial conducido por Kent Brockman en el que el propietario de la Central Nuclear, el Sr. Montgomery Burns, ha tenido la oportunidad de lanzar un mensaje tranquilizador a la población. “En estos momentos, expertos en energía nuclear corrigen con calma una nadería sin importancia. Pero puedo asegurar a los televidentes que no existe el menor peligro. El asunto no podría estar en mejores manos”, ha dicho el Sr. Burns vía teléfonica. Cuestionado sobre la posibilidad de que se produjera una fusión nuclear, el viejo millonario ha expresado su desacuerdo con el término empleado: “Ah, fusión nuclear… Uno de tantos términos ambiguos, llámelo fisión de excedentes no deseados”.

Pero mientras el dueño de la Central transmitía esta sensación de aparente normalidad, este periódico ha podido saber que entre los trabajadores de la Central Nuclear se vivían escenas de auténtico pánico, con decenas de operarios intentando escapar a la desesperada de las instalaciones, algunos que saqueaban las máquinas expendedoras de bebidas, otros que rezaban sus últimas oraciones y hasta las ratas trataban de encontrar un refugio lejos de la instalación nuclear.

Y en las calles de Springfield, la situación tampoco era más calmada ante la posibilidad de una muerte inminente. Los niños de la Escuela se protegían debajo de sus pupitres, mientras que algunos vecinos afrontaban con resignación los que podían ser sus últimos minutos de vida, otros aprovechaban el momento para declarar su amor inconfesado, rezaban una última oración al Todopoderoso o incluso hacían el amor por última vez.

8f04bMientras tanto, en el informativo especial del Canal 6, el Profesor Frink explicaba sobre un plano de la ciudad de Springfield como afectaría la explosión radiactiva a las diferentes zonas de la población. “La desafortunada gente de aquí va a morir en el acto”, decía Frink señalando un circulo rojo situado en el entorno de la Central Nuclear. “La gente de este círculo en el que por desgracia nos encontramos, experimentará una muerte más lenta y mucho más dolorosa“, aclaraba el profesor señalanado un área anaranjada del mapa algo más alejada del centro de la fusión.

Pero finalmente todo ha quedado en un susto porque un brillante operario del sector 7G de la Central Nuclear ha conseguido estabilizar la temperatura del núcleo del reactor nuclear y poner fin así a la grave crisis gracias a sus amplios conocimientos en el campo de la energía nuclear. Gracias a este abnegado trabajador, todos los sistemas han vuelto a la normalidad y el peligro ha sido neutralizado.

8f04cUna vez controlada la crisis, el Sr. Burns ha vuelto a hacer declaraciones al informativo de Kent Brockman para explicar su versión de los hechos: “Claro que lo hemos controlado. No ha sido más que una falsa alarma. Por lo visto, un sencillo córvido extraviado se había introducido en nuestro sistema de alerta”.

Las celebraciones ante el feliz desenlace no se han hecho esperar y en la Central Nuclear se han vivido escenas de gran alegría entre los trabajadores que unos minutos antes creían afrontar sus últimos minutos de vida. Además, las ratas han vuelto a la Central y los más espabilados comenzaban a vender camisetas con el lema “Yo sobreviví al Pánico Nuclear”.

more recommended stories