El mago de Walnut Street

En una época en la que la gente cada vez es más sana y bebe menos, y en la que el incremento de la satisfacción profesional y de la unidad familiar resultan fatales para un proveedor de sustancias entumecedoras del cerebro, un bar de Springfield ha sabido recomponerse y relanzar su negocio gracias a la innovación.

Hablamos de la conocida ‘Taberna de Moe’ de la calle Walnut, propiedad del barman Moe Szyslak.

La ‘Taberna de Moe’ ha sido durante muchos años un tugurio frecuentado por borrachos y fracasados que diariamente ahogaban sus miserias en cerveza, pero desde hace unos días, lo más granado de la sociedad springfieldiana se da cita en el renovado bar de Moe para pagar $6.95 por saborear su novedoso ‘Flameado de Moe’, un fogoso cocktail que está haciendo las delicias de la clientela.

Moe aprendió a preparar combinados en la Escuela de Hostelería, pero su popular cocktail es una creación original que combina una amplia variedad de licores y que es culminado con un fogonazo que le da un toque delicioso. Los clientes piden ronda tras ronda del genial ‘Flameado de Moe’ y su ingesta es descrita por algunos “como si se celebrase una fiesta en mi boca y todo el mundo estuviese invitado”.

El bar de Moe nunca había estado tan abarrotado desde que lo multaron por aceptar cupones de la beneficiencia, pero ahora las colas para acceder dan la vuelta a la manzana y los papparazzi se agolpan en su entrada para cazar instantáneas de las celebridades que cada noche acuden para achisparse con su flameado.

A pesar de las exorbitantes ofertas de grandes corporaciones, Moe Szyslak no parece dispuesto a desprenderse de la receta de su exitoso combinado y sólo ha dado alguna pista de sus orígenes. “Este flameado se remonta a mis antepasados que fueron escanciadores del zar”, cuenta el barman.

Y es que sólo un idiota se desprendería de una idea millonaria como ésta.

more recommended stories