“Los dibujos animados son una mala influencia para los niños”

7f09d

Al hilo de la reciente oleada de protestas en contra de la violencia en los dibujos animados secundada por centenares de ciudadanos de Springfield en los últimos días, el galardonado periodista Kent Brockman decidió enfrentar en su programa de debate, Smartline, a los implicados en esta agria polémica para que cada uno tuviera la oportunidad de exponer sus puntos de vista.

Por una parte estaba Marge Simpson, ama de casa, madre de tres hijos, fundadora de la asociación S.N.U.H. y precursora del movimiento que quiere acabar con la violencia en los dibujos animados. Y en el lado opuesto se encontraba Roger Meyers, presidente de “Rasca y Pica Internacional”, el Payaso Krusty, cuyo programa se encarga de ofrecer las aventuras de “Rasca y Pica” todas las tardes a las 16:00, y el Dr. Marvin Monroe que entró vía satélite desde Viena para ofrecer una perspectiva interior de la mente humana.

7f09eTras la presentación de los participantes en el debate, Kent Brockman dio paso a un breve clip de “Rasca y Pica” en el que el ratón hacía volar por los aires al gato con el uso de un potente explosivo. A partir de ese momento comenzaron las discrepancias. Marge Simpson manifestó que “sin duda”, estos dibujos animados eran “una mala influencia para los niños”, a lo que Roger Meyers replicó que eso no era más que “una solemne tontería” porque “ya había violencia en el pasado, antes de que se inventaran los dibujos animados” y puso como ejemplo las Cruzadas. Por su parte, el Dr. Marvin Monroe quiso quitar hierro al asunto reduciendo la importancia del problema, a la vez que señalaba que no tenía ninguna objeción formal en contra de “Rasca y Pica”, ya que uno de sus placeres era disfrutar de la serie repantingado en el sillón. Respecto a Krusty, su aportación al coloquio se limitó a saludar a los niños y a hacer diversas payasadas al ritmo de su bocina.

Para acabar, la Sra. Simpson tuvo la oportunidad de aprovechar los últimos 9 segundo del debate para resumir su opinión y los dedicó a hacer un llamamiento a la población para que escribieran a los creadores de “Rasca y Pica” expresando su opinión.